fbpx

¿Tienes dudas?

Los elevadores para discapacitados NO son dispositivos que transportan a una persona de un lado a otro. En realidad son una revolución social sin precedentes en las historia reciente. En sólo unas décadas han cambiado por completo la manera en la que nos relacionamos y ha ampliado los límites de nuestra vida social.

Aquí te contamos las 5 transformaciones sociales que una tecnología sencilla y más incluyente nos ha dejado como legado para todos.

  1.   Cambio de enfoque psíquico: autonomía y responsabilidad 
  2.   Cambio de mentalidades: las familias y las empresas ampliaron sus visiones
  3.   Cambio en las condiciones laborales
  4.   Cambio en la legislación
  5.   Cambio en los espacios públicos 

1. Cambio de enfoque psíquico: autonomía y responsabilidad

Con frecuencia, décadas atrás, se consideraba a las familias con un integrante discapacitado como un conjunto menos productivo, con necesidades especiales, puesto que aquel integrante demandaba más atención que los demás integrantes.  

Como empresa dedicada hace más de 6 décadas a construir dispositivos para la movilidad de las personas discapacitadas, fuimos testigos de casos en los que muchas personas discapacitadas permanecían confinadas durante largos períodos de tiempo porque los accesos a las entradas y salidas de sus viviendas representaban todo un desafío.

A finales de los 70, los elevadores para discapacitados llegaron para salvar estas pequeñas distancias y con ello se le devolvió la libertad de movilidad y la confianza para muchos. Este pequeño cambio hizo que recuperaran su autonomía y se sintieran además parte del sustento de sus propios hogares. Lo que significó en los 80 un cambio de roles, de personas que ahora se sentían con la energía suficiente y la responsabilidad de aportar al cuidado de su familia.

2. Cambio de mentalidades: las familias y las empresas ampliaron sus visiones

Los cambios nunca se generan solos, necesitan de un cambio de condiciones materiales, pero también un cambio social que los comprenda.

Eso fue lo que sucedió cuando una inmensa cantidad de personas con movilidad reducida alrededor del mundo empezó a formar parte de la vida social: De un momento a otro fuimos conscientes de que una limitación física era sólo una condición que podía superarse fácilmente con sencillas herramientas técnicas.

Poco a poco muchas familias empezaron a verse incluso soportadas por los integrantes que sólo años atrás habían estado destinados al confinamiento. Las tecnologías digitales además facilitaron la formación e inclusión laboral. 

3. Cambio en las condiciones laborales

Con el pasar de los años, ya cerca de los 90, los cambios sociales no sólo se volvieron más inclusivos, sino que las mismas personas discapacitadas nos dieron una lección de liderazgo con nombres como John Nash, Stephen Hawking, Nick Vujicic o Andrea Bocelli, entre muchos otros. Lo que llevó entre otras cosas al incremento de la demanda laboral de personas con algún problema de discapacidad. Demanda que aún hoy en día continúa en ascenso.

4. Cambio en la legislación

Con un número de personas con problemas de discapacidad cada vez más especializada y más profesional en sus labores, a mediados de los 90 se exigían mejores garantías y más puestos de trabajo de calidad. Así fue como las leyes empezaron a remarcar el derecho a la igualdad ante la ley, el derecho a no ser discriminado, el derecho a la igualdad de oportunidades, el derecho a una vida independiente, el derecho a la integración total, el derecho a la seguridad.

5.  Cambio en los espacios públicos

Con una estabilidad laboral y una vida más activa en la construcción social, era urgente la construcción de accesos a espacios públicos sin limitaciones y con todas las garantías. Así fue como el terreno de lo público también se transformó en espacios más accesibles e incluyentes.

Elevadores para discapacitados en el Interior de un museo

Elevadores para discapacitados: Pequeñas herramientas para grandes transformaciones

Algunas herramientas han contribuido con pequeños cambios diarios, que sin embargo representan para muchos la diferencia entre una vida destinada al confinamiento o una vida más autónoma y más libre. A esos pequeños cambios y a salvar esas pequeñas distancias nos dedicamos. Hacemos que muchas personas con problemas de movilidad disfruten de una buena calidad de vida de una manera práctica, sencilla y económica.

On Level: desde hace más de 6 décadas construyendo herramientas para la vida.

Recent Posts